Unas Pruebas Clínicas Sencillas En Atención Primaria, Pueden Acercarnos al Diagnóstico de la Fibromialgia

Dos pruebas simples que demoran menos de un minuto pueden ayudar a diagnosticar la fibromialgia en pacientes con dolor crónico, según sugiere un estudio reciente.

 

Los resultados del estudio publicado en Journal of Evaluation in Clinical Practice sugieren que experimentar dolor al pellizcar el tendón de Aquiles,

 

y una respuesta positiva a la pregunta “¿Tiene un dolor profundo persistente en la mayor parte del cuerpo?”. Son buenos indicadores de la fibromialgia .

El estudio se titula, “Una prueba de detección simple para reconocer la fibromialgia en pacientes de atención primaria con dolor crónico”.
La fibromialgia afecta aproximadamente al 3.4% de las mujeres y al 0.5% de los hombres en los Estados Unidos.

Se caracteriza por dolor crónico generalizado y se asocia con varias afecciones secundarias, que incluyen trastornos del sueño, fatiga, angustia psicológica, dolor pélvico crónico, y síndrome del intestino irritable, entre otros.

Debido a los muchos síntomas diferentes que puede presentar, la fibromialgia puede ser difícil de diagnosticar.

El proceso a menudo toma de dos a tres años, y de tres a cuatro evaluaciones por diferentes equipos médicos, para llegar a un diagnóstico correcto.

Las directrices del Colegio Estadounidense de Reumatología (American College of Rheumatology, ACR) indican que la fibromialgia debe diagnosticarse en base al dolor generalizado experimentado durante más de tres meses, y el dolor a la palpación de 11 de los 18 puntos sensibles.

 

e.

El uso de cuestionarios autoinformados por los pacientes, se centró en otros síntomas además del dolor, y también se ha propuesto para ayudar en el proceso.

Sin embargo, estas estrategias de diagnóstico y otras pautas alternativas que se han propuesto, aún no logran un diagnóstico rápido y preciso, lo que destaca la necesidad de realizar pruebas de detección más simples.

Dirigido por Kim D. Jones, PhD, FNP, FAAN, profesor de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon en Portland, un equipo de investigadores probó si tres medidas clínicas:

presión arterial (PA), dolor evocado del manguito de los rotadores (hombro), dolor evocado por palpación digital, y una sola pregunta sobre “dolor profundo persistente”, podría usarse como indicador de fibromialgia.

El estudio incluyó a 352 pacientes, de los cuales el 70% eran mujeres, que fueron evaluadas en exámenes de rutina en dos consultas de atención primaria. Un total de 52 pacientes tenían un diagnóstico de fibromialgia, 108 tenían dolor crónico pero no fibromialgia, y 192 pacientes no tenían afecciones asociadas al dolor.

 

El estudio encontró que los pacientes con fibromialgia mostraron una sensibilidad significativamente mayor a la presión digital, y al dolor provocado por presión, en comparación con los pacientes con dolor crónico pero sin fibromialgia.

Cuando se les preguntó sobre el dolor profundo, más pacientes con fibromialgia respondieron positivamente, que los otros grupos de participantes.

El análisis adicional mostró que los pacientes que tenían sensibilidad en el talón de Aquiles, y que respondieron la pregunta sobre el dolor profundo, tenían 11 veces más posibilidades de tener fibromialgia.

El uso de estos dos factores combinados, permitió identificar a los pacientes con fibromialgia con un 64% de sensibilidad, y un 86% de especificidad.

“Estos resultados sugieren que 2 pruebas, que toman menos de 1 minuto, pueden indicar un diagnóstico probable de FM en un paciente con dolor crónico”, escribieron los investigadores.
A pesar del gran potencial que estas medidas de diagnóstico pueden representar, no se pueden usar solos para hacer un diagnóstico final de fibromialgia, enfatizaron los investigadores.
“En el caso de una detección positiva, se requiere un examen de seguimiento para confirmar o refutar”, escribieron.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!